Blog Literario

Una mala nube

Y la mala nube llegó.  Nada hacía presagiar su llegada, estaba feliz con el arribo de su gente querida, tantos años residiendo lejos de ella y aquel tímido sol que asomaba esa mañana, solo encuentros felices auguraba.

Tan campante salió al aeropuerto, vestida de luces, con una sonrisa que la iluminaba toda.  El momento de la llegada fue emocionante,  hasta lágrimas hubo y abrazos cargados de cariño.  Ya en el coche, durante el trayecto hasta casa, se hablaban atropelladamente, querían decirse tantas y tantas cosas.  Aquel encuentro fue tan bonito que será difícil de olvidar.

En medio de ese clima tan familiar y entrañable de los días que vinieron, ¿acaso podría ella haber imaginado o sospechado que una mala nube se cernía sobre si?   Imposible, no había lugar para pensamientos funestos.

Pasadas unas dos semanas desde este feliz acontecimiento, le fue diagnosticado un cáncer linfático en grado 4.  A partir de ahí, todo, absolutamente todo se desmoronó a su alrededor.  La magia se rompió y la mala nube la alcanzó.  Toda su gente querida se le acercó y  comenzaron a desvivirse por ella,  cada día, cada semana, apoyándola, acompañándola,  Y ahora cuando ella echa la vista atrás, cree que lo más importante de todo lo que pasó, vivió y sufrió ha sido el amor y cariño que de todos recibió. También ahora sabe lo que se siente, lo que es estar ahí, sentir que la vida se acaba, que ya no hay mas días por delante, que el final ha llegado.  Aprendió a conocer el verdadero valor de todo aquello que no se compra con dinero:  el amor y la salud.

Tras 6 meses de quimio e instantes al borde de la extenuación, horas en las que estuvo segura de que  eran las últimas de su vida, ahora que ya esta saliendo y que todos los indicios médicos confirman una milagrosa mejoría, puede considerarse una sobreviviente y desea agradecernos y darnos las gracias  a todos nosotros.

Nunca antes la palabra gracias le había parecido tan pobre para expresar su gratitud, que de tan inmensa, no le cabe en el pecho y nos dice: gracias por amarme así, gracias por todas vuestras bendiciones y si no fuera por vosotros, ya no estaría aquí. Y menos mal que solo ha sido una mala nube.

nube

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s