Doble cara

“No sabemos si todo rostro mezquino responde a un temperamento sórdido, pero queremos suponer que todo rostro generoso es la consecuencia de una constitución espiritual fuera de lo común”, esto escribía Juan José Millás en uno de sus artículos.  Y Jean Cocteau también dijo: “creo, que a partir de cierta edad cada uno es responsable de su rostro”.

La idea de que nuestro rostro va tomando el aspecto que nuestro espíritu es capaz de darle, impresiona a cualquiera que se mire al espejo y se reconozca, o no, con la imagen que éste vaya adoptando aniversario tras aniversario.

Un gran amigo mío solía lamentarse y nos decía a quienes admirábamos su poesía, que él tenía la cara de un carnicero y el alma de un poeta.  Y puestos en su lugar, comprendíamos su frustración.  En su caso,  ya no era cuestión de mirarse o no al espejo, le bastaba confirmar la admiración que despertaba en quienes le leían, sin llegar a conocerle.

Muy a su pesar, cargaba con una imagen que no hacía justicia a su sensibilidad y delicadeza.  Pero ya puestos a imaginar otros dislates semejantes, ¿cuántos caeríamos rendidos ante un ser angelical por fuera y despiadado por dentro?

Y qué tal sería admitir que la sabia naturaleza, nos ha dotado al nacer de la inteligencia,  cuerpo y espíritu,  idóneos para cumplir con nuestro plan de vida, sea éste, cual sea.

De esta última reflexión, creo que me quedaré con la idea, de que si existe la predestinación.  Y por tanto me pregunto, ¿es qué al nacer traemos marcado un destino en nuestro ADN?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: