Mi cama rica

Debe ser depresión lo mío, lo que me lleva a añorar la cama el resto del día.  No quisiera salirme de ella y como un pachá quedarme tumbada, mientras mis pensamientos se reposan y se decantan mis ideas, dejarme llevar por la imaginación, hasta alcanzar aquello que solo consiguen mis ojos cerrados.

Enfermedad no es, eso creo, porque nada me duele, no tengo fiebre, no moquilleo, es solo que mi cuerpo me pide horizontalidad.  Y probablemente esto no es una bobada, el cuerpo tendido a todo lo largo, tiende a irrigar mejor hacia el cerebro, o no?

Los egipcios y los asirios ya hacían sus primeras camas, aunque no eran los únicos, también los romanos las montaban.  En todo caso parece el invento propio de una mente sibarita, amante del placer y la comodidad.

Bendita por siempre sea la cama y todos los placeres que ella nos prodiga.

cama

 

2 comentarios en “Mi cama rica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s