Blog Literario

Envuelta en trapos

Y se me cayó el alma al suelo.  Quienquiera que viera esos ojos implorando un rescate, envuelta en trapos de pies a cabeza, sometida por su religión, mostrando solo su mirada hinchada y enrojecida por el llanto.  ¡Oh Dios, cuánto dolor!. Pasó la noticia, se fue su imagen y me hundí en el desconcierto: ¿cómo es posible tanta pasividad?  Cuan estéril parecen las soluciones, mientras este lado, el de los buenos, mira para otro lado.

Aterricemos en la realidad, acaso existe un organismo capaz de liberar a estas mujeres de su esclavitud? Libres solo de respirar lo irrespirable.   ¿Acaso los demás podemos hacer algo para mejorar su dramática situación?   Desde que nacen están condenadas a la ignorancia, a servir, a obedecer y a parir; meras herramientas para engendrar más y más seres miserables como ellas.

Soy plenamente consciente de que mis palabras no son soluciones, pero mi mente fantasiosa, quiere creer, que los buenos siempre vencen a los malos y que también en aquel rincón arcaico del planeta, vencerán.

woman-in-black

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s