Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, sentimientos

Momento clave

Cuando llegues a ese río, cruzarás ese puente y a ese puente, ya había llegado. Sentía que estaba viviendo ese momento clave de su relación, debía tomar la decisión de seguir adelante como si nada, o dejarlo hasta ahí.  Temía que mientras más tiempo dejara pasar, más duro sería decir adiós, seguramente la razón se nublaría, dejándola sin apenas valor para poner fin. Siempre a ella le había parecido que tenia un agudo sentido para detectar el peligro y esta vez, estaba convencida de que sería mas fácil, echarse atrás mientras todavía tuviera un pie fuera.  Pero desde el principio con este hombre todo había sido muy bonito, se enamoró no más conocerle. Todo en él la atraía, era sencillamente perfecto, bueno, casi perfecto: inteligente, sensible, de modales elegantes, reminiscencia de buenos colegios, hablaba otros idiomas, un hombre de mundo, en fin, ideal, de no ser porque estaba divorciado, con una hija.

Lástima que hacía unas semanas atrás, le había descubierto en algunas mentiras, o verdades a medias como ella quería creer. A partir de entonces, todas las dudas la asaltaron:  ¿cómo saber si ese amor por ella era real?  Cómo creer en él otra vez? ¿Cómo estar segura de que no volvería a mentir? ¿Cómo saber si su promesa era sincera o no?  Y ¿cómo saber, si su relación no había ya dado todo lo que tenía que dar de si?

Es a veces tan fuerte el deseo de amar y ser amada, de una compañía, de encontrar al fin esa otra mitad, que el engaño es mil veces preferible.  Cuando se cree con tanta fuerza que el amor de ese alguien especial, es el verdadero, cualquier mal presentimiento, se ignora.

Y por qué no brindarse una segunda oportunidad, pensó. ¿Qué la impedía imaginar que lo mejor de su relación estaba todavía por llegar?   En ese momento, ya había decidido que aún quedaba camino por hacer, había decidido vivir y ser feliz mientras durara.  Al menos por el tiempo que sus hados la bendijeran.

De pronto los versos de Kavafis en Ïtaca fueron la señal: “llegar allí es tu destino, más no hagas con prisa tu camino”.

mujer-enamorada

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s