Fe o terquedad

Mantenerse en sus trece, defender sus ideas, sus creencias, aunque le costara la vida. Esto para un científico significaría renunciar a toda una vida de investigación y dar la razón a la sinrazón. Es así que comprenderemos mejor la respuesta que tuvo Galilei, en el último minuto antes de capitular, aún ahí, se le escuchó decir: “eppur si muove”, (pero se mueve).

En última instancia, él optó por tragarse su verdad, no renunciar, simplemente, callarla para salvar así su vida. Otros como él no lo hicieron. La historia esta llena de hombres que murieron por sus ideas, fueron condenados a muerte por ellas.  Y lo más impactante de estos injustos finales para estos seres excepcionales, a mi parecer, fue su descomunal coraje para enfrentarse a una muerte horrible antes que renunciar a sus ideales y a sus principios.

¿Cuántos de ellos habrían abandonado, habrían simplemente callado, si les hubiesen dado la oportunidad minutos antes de morir?

¿Cómo calificaríamos al personaje que defiende sus creencias hasta más allá de lo razonable? Diríamos de él que fue un terco redomado? O simplemente, diríamos que fue un hombre de fe? Mas bien creo que un poco ambas, aunque Galileo Galilei era por encima de todas las cosas, un científico y un científico lo que sí tiene en exceso, es su orgullo y amor propio de sobra.  Sería una traición a si mismo.

planet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s