El olvido que seremos

Vamos pisando hojas embarradas por la tierra recién llovida, cogidos de la mano avanzamos con mi amigo tras el féretro de su padre recién fallecido, otros familiares también forman el cortejo.  Un silencio estremecedor, solo el crujir de las hojas nos acompaña.  De soslayo le veo lloroso, sus ojos hinchados delatan la tristeza de su repentina partida. Aún sabiendo que un día partiremos, la verdad es que nunca se esta realmente preparado para decir adiós. Cuando finalmente ese día llega y esa vida querida deja de respirar, la noticia nos golpea con fuerza, dejándonos noqueados. Nuestras mentes aturdidas, nuestros corazones encogidos, respirando bien hondo, intentando recomponernos del brutal mazazo que acabamos de recibir y una vez más, surge la pregunta millones de veces hecha y millones de veces sin respuesta, ¿qué hay detrás de esos ojos que se cierran?

No hay respuesta posible a esa pregunta, todo es especulación e incertidumbre, por más que intentemos imaginar que hay detrás de esos párpados que se cierran, jamás lo sabremos, tal vez, la respuesta se esconde en nosotros mismos. Y aún más sobrecogedor debiera ser el olvido en el que dejamos a nuestros muertos. También nosotros  seremos solo un recuerdo unos meses después de partir, unas cuantas fotografías por aquí y por allá y nada más. En fin, consuélate amigo mío, algún día comenzará también para ti y para mi, ese olvido que seremos.

partir

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s