Blog Literario, Mundo literario, poesía, sentimientos

A Patricia

 espíritu indomable /fiel a su verdad/ despertando adoración/ allá adonde va.

De la mano siempre, de la honestidad/ sangre celeste/ sangre de raza/ corre por tus venas.

Se distingue entre todas/ sin lugar a dudas/ hasta mujer bandera/ la llamaron algunas.

A cada paso, deja su estela/ sin mirar atrás/ día a día/ pasando página/ y con suerte olvidando/ al ángel negro/ que en su día/ su inocencia mató.

Hoy, aunque algo opaca su mirada/ aún irradia luz. Tal vez su exquisita presencia/ nos la arrebate/ un aire sutil/ algún día.

luzsombra

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s