Hacia mi cumbre

Voy camino de esa cumbre, como tantos otros que como yo, están buscando nuevos horizontes. Alcanzar al fin esa oportunidad de triunfar con nuestro don, acariciar la gloria algún día aquí entre los mortales.

Allá adonde quiero llegar, al cenit de esa cumbre, os puedo asegurar que se oirán cánticos de sirena a nuestra llegada y con edénica solemnidad será anunciado nuestro nombre.

Seremos alabados por nuestra modesta obra y será entonces momento para que nuestra mirada se nuble por la emoción. No querremos abrir los ojos, apretaremos los párpados por si todo fuera solo un sueño del que no queremos despertar.

Aunque nuestro gozo pasará como una exhalación, aquel instante único de nuestro reconocimiento, perdurará en nuestra memoria para siempre, y ya nunca jamás volveremos a dudar de nuestra valía, de nuestro buen hacer.

Habremos dejado atrás al inconmensurable rebaño del montón.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: