La cumbre

Encaminándome hacia la cumbre voy, como también aquellos que están buscando nuevos horizontes, anhelando oportunidades, ansiando trascender, dar un paso más, acariciar la gloria, alcanzar ese fin soñado y confirmar que no es utopía,  que es realidad.

Allá, bien alto adonde vamos, os podría asegurar que se oirán cánticos a nuestra llegada, con solemnidad seremos anunciados y una voz profunda dirá nuestros nombres, llevando hasta la cima nuestra modesta obra.   Para entonces, tal será la emoción y la gratitud que nos embargará,  que desearemos no despertar, por si fuese un sueño.

Pero aunque breve nuestro gozo, esta bendición perdurará en nosotros para siempre, y ya nunca jamás, volveremos a ser parte del montón.

monton

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s