Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, relato

No era para mi

Sabía muy bien de lo que venía saliendo pero ignoraba completamente en lo que se estaba metiendo.  En principio las señales eran buenas, los vientos soplaban a favor del vuelo que estaba a punto de emprender.

Al marcharse cerró todas las puertas que le habrían permitido recomenzar, en caso de fallar allá adonde iba. Tenía tanta prisa por llegar a su nuevo destino, instalarse, hacer hogar,  tener hijos y por fin, empezar a vivir la vida que tanto llevaba añorando, que olvidó dejar algunas ventanas abiertas por si tocaba devolverse por donde vino.  ¿Pero quién piensa en guardar para mañana, si hoy tenemos para tirar?

Es aquí donde quería llegar, ni poniendo toda la ilusión del mundo en un proyecto, resultará, si estamos destinados a no concluirlo.  Suena fatalista, ya lo se, pero la experiencia me ha demostrado que: me ponga como me ponga, si algo no ha de ser para mi, no lo será.

Y a ésto cómo se lo llama?  ¿Destino?

destino

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s