Silencio

Desde que abandoné el mundo, este me abandonó a mi.

Hoy, solo mi pequeño rincón brilla con luz propia y todo cuanto mi espíritu necesita.

Dije hace ya un tiempo, adiós al mundanal ruido y quise seguir mi vida con parsimonia.

Desde que dejé atrás el bullicio de la calle, tengo menos distracciones y suelo escucharme mejor a mi misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: