Mañana será otro día

Caen mis párpados, vencidos de llorar, clamando descansar. Desnudos, sin maquillaje, con descaro muestran su pena.

Cierro mis ojos, cansados de ver, lo que no quieren ver. Tristeza en la mirada, sin disimulos, asoma la verdad.

Una sola palabra tuya  y me levanto.  Un solo gesto tuyo y ya no lloro más, prometido.

Y en medio de mi turbación, surge una mano amiga, rozando la mía y suave su voz me dice, que llore, que lo llore todo, que fuera tire, toda mi tristeza, que mañana será otro día.

ojos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s