La vida sigue igual

Qué delgada línea  la que separa la tristeza de la amargura. Aquello que emocionalmente las aparta, es apenas perceptible. A la tristeza, un mar de lágrimas o el sol de la mañana pueden mitigarla, pero si ésta se aposa en el alma, allí dentro se queda. Dicen que con el paso del tiempo, encapsulada duerme en el olvido, hasta que otro momento doloroso, la devuelve a  la vida.

Y como dice la canción, la vida sigue igual, lloremos o no lloremos, riamos o no, ésta no se detendrá por nada, ni por nadie jamás.

Si el alma se nos amarga, es nuestro problema. Y si no somos capaces de salvarnos por el afecto y al amor que nos prodigan, más pronto que tarde, sucumbiremos.

Solos y vulnerables, nunca podremos salir del fondo de donde hayamos caído.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: