Un cielo repleto

Lleva días degradando sus azules, allá arriba adonde elevo la mirada. Un cielo repleto de súplicas y ruegos, de nubes llenas de voces desoídas.

Se que tarde o temprano, tu diluvio sobre mi descargarás y con ella mi tristeza partirá.

Aunque tu inmensidad nos cubra por completo, siempre desamparados de tu celeste, habrá.

Hay veces en que la fe se nos escabulle, por las rendijas de la angustia, pero la esperanza siempre acaba encontrando, su camino de vuelta.

cielos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s