Sin retorno

¿Cuántos de nosotros vemos realmente que nos hayamos en un punto de no retorno?  Aquella efervescencia de los primeros días se fueron cuando los problemas reales llegaron. Recordándonos que jugar con fuego es siempre peligroso, que todo esto que comenzó como un inofensivo desafío ideológico, se nos ha ido de las manos y ya no esta en nosotros pararlo.

¿Y ahora qué?  ¿Cómo recuperar la cordura?  ¿Cómo restituir a los justos la paz y tranquilidad que les hemos arrebatado?

Hay quienes no quieren ver que esta en peligro todo el bienestar del que gozábamos y me temo que hasta que no lo hayamos perdido todo, no sabremos realmente lo que teníamos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: