Inolvidable

Me alivia la inexistencia del retorno, así como el perdón de mis pecados.  Que no son tal, puesto que el amor todo lo sublima. Inevitable es amarte hasta en el recuerdo, aunque ya no lloro con tus fotos, ni con tus enamoradas epístolas, pero aún me ruborizan los chispazos de pasión sobre mi piel.

No parece tan lejano, tu y yo, compartiendo los colores de esa buena vida que tuvimos: el amarillo de las tardes, nuestro azul de fondo, mientras el viento nos abrazaba sin querer dejarnos partir.

Ya ves, todos mis recuerdos están llenos de ti, ¿cómo voy a olvidarte entonces?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: