La eternidad

Desde ahora y mientras lata mi corazón invocaré tu nombre, permaneceré a tu lado aquí en la tierra, así como en el cielo.

Ruego para que me acojas con amor, agradecido estoy de cuanto me has dado, de mi destino sin igual, diferente a cualquier otro, donde lo extraordinario se vistió de ordinario. Gracias por esos seres maravillosos que me amaron, por los buenos amigos que me acompañaron y ese sin fin de tesoros que me dejaron.

Cuando mi hora de partir llegue, iré hacia ti, alcanzaré tu cielo, allí me fundiré con toda tu inmensidad, contigo, con ellos, con los que tanto amé, me dormiré, soñaré, dejaré de ser y una suave brisa de frescas flores me envolverá, y sobre un tibio sol me recostaré y entonces descansaré.

eternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s