Pequeña flor

Te descubro abriéndote paso pequeña flor, surgiendo de las profundidades, trayendo color y vida a tu yelmo alrededor, única en tu especie, solitaria en la más basta inmensidad.

¿Qué vienes a ofrecernos bella flor de un día?  ¿Cuál es tu minúscula misión? ¿Acaso es tu manera de insinuarnos que tu creador está en todas partes? ¿Hasta en los rincones más olvidados para nacer y morir?

En tan exiguas horas de vida qué quieres decirnos?  No voy a arrancarte la vida por capricho, vive y cumple con tu ciclo divino pequeña flor, alégranos un día más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: