Cielos

Cerrando puertas, cerrando ciclos, cerrando cielos, dejando mi rastro un reguero de ilusiones por el camino.

Basta de quimeras, deja tu pasado dormido en el pasado, inútil es espantar a las asechanzas de la vejez y a tus temores a la muerte. Es hora de asumir tu mortalidad.

Anoche soñaba que mi fin llegaba, mientras atisbaba con añoranza todo lo vivido, eso si, sin remordimientos, ni culpas, siempre fiel a mi misma hasta el final.

Daba un paso al más allá, con la cabeza bien alta, la mirada azul de mi madre, llevaba mi pecho abierto al bien y rogaba a los guardianes de sus puertas: ¡abridme paso por el sendero celeste, que allá voy.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: