Melancolía

Volviendo de ese lugar de donde nacen los sueños, tibias lágrimas bajaban por mis mejillas.   Melancolía líquida en su estado más puro. 

Era mi mente que aferrada a los mejores años de mi vida / se negaba a regresar al  presente fútil.

Puede que algún día mis sueños se cristalicen/  y cesen de rumiar en el pasado.

¿Algún día, verá la luz el eterno anhelo de mi alma?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: