Pretérito perfecto

De sabios es mirar hacia adelante para no quedarse pegado en el pasado.  Vivir el aquí y ahora, un carpe diem perpetuo. Pero, ¿qué pasa si tu ahora no te conforma? ¿Si tu realidad no se parece en nada a lo que deseabas?

Es entonces cuando se busca refugio en el pasado, en nuestros momentos de esplendor y gloria. Años en que la buena suerte era nuestra mejor compañera de viaje, nuestro pretérito perfecto: más jóvenes, más guapos, dueños del mundo, persiguiendo sueños, sin límites ni fronteras, desafiando retos, cogiendo las oportunidades al vuelo. Valientes e intrépidos, ilusos creyentes de la infinitud de la vida y del mundo.

También es de sabios aceptar el paso del tiempo, madurar a medida que andamos y mirar hacia adelante con la mirada sosegada que dan los años. El momento perfecto para comenzar a disfrutar de todos esos pequeños placeres y licencias que da la edad y que las prisas de la juventud no lo permitieron.pasado

2 respuestas a “Pretérito perfecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s