La loca de la casa

Resoplando y con los pelos alborotados, sube y baja, va y viene como una loca.  ¿Cuánto hace que ella no se para a pensar?  ¿Ni sentarse simplemente a soñar? Hace ya tanto que ni siquiera lo recuerda, su vida es un no parar, incansable, sin apenas tiempo para si misma, ni tiempo de crear algo más interesante que hacer la comida, o lo que le falta por comprar, abre la nevera para comprobar que se están acabando los yogures, que también toca reponer el jamón y concluir así, una vez mas, que el carro del supermercado la espera.

La cosa es que un buen día, a esta loca de la casa le dio por escribir, abrir un blog y sin pretensiones, comenzó de a poco a plasmar en palabras su vida interior, todo un mundo desconocido hasta para ella misma. Y fue descubrir que además de ser una buena house keeper, se ocultaba en ella, toda una fascinación por el verbo, que fluía desde lo mas profundo de su ser, como el mismo néctar del fruto en flor.

Curiosamente, esa sensación de ama de casa frustrada que la corroía, la abandonó y así fue como por una suerte del destino, se hizo la luz de nuevo en su vida.

Un comentario sobre “La loca de la casa

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: