Psiquis

cabecita
Así como la mente tiene sus momentos malévolos cuando nos extorsiona con negros pensamientos, ella también nos brinda momentos brillantes de inspiración que nos conducen a emprender grandes desafíos, haciéndonos saber que estamos aquí de paso, para sembrar nuestra impronta en este universo maravilloso.

Estos instantes luminosos son los empujoncitos de los que están llenas nuestras vidas y gracias a ellos, algunos llegamos más lejos de lo que jamás imaginamos. No vamos a tener en cuenta esos momentos malévolos, ni de cuantos pasos atrás damos cada vez que éstos nos embargan y nos hunden en la miseria.

Al menos no por hoy, pues ahora mismo escribo para enaltecer a mi mente, memoria y alma, que unidas conciben todo lo que soy, y por ello, a Dios ruego poder espantar al olvido y desmemoria que con la vejez, me acabará llegando.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s