Allí donde te has ido

Querida hermana mía: tu como yo intuyes la presencia de nuestros ángeles que van por delante nuestro, quitándonos las espinas del camino y sembrando de luces nuestro rumbo para que no nos perdamos.

Realista soy con los misterios inescrutables que esconde ese lugar para el descanso eterno, allí donde se han ido nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Quiero pensar y quiero creer, que nuestros seres amados están de algún modo con nosotros, en nosotros.

Fue alentador leer a Javier Marías decir del más allá y de nuestros seres idos:  “no es descabellado decir que nos acompañan como el aire, o que flotan en el que respiramos.  No es que los llevemos en la memoria, los llevamos en nuestro ser.  Algunos de los que desaparecen van palideciendo a medida que los sobrevivimos, pero hay otros que jamás pierden la viveza y el color”.

Un comentario sobre “Allí donde te has ido

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: