Amiga del alma

Ayer en el cine, mientras tumbada en una butaca “premiun” temblaba como una hoja en casi toda la película Un lugar en silencio, a mi lado eché tanto de menos a esa amiga del alma, que compartiera conmigo estos instantes de adrenalina desbordada y de enervante  emoción de suspenso. Echaba de menos sobre todo, a esa agradable comunión entre socias que lo comparten todo, absolutamente todo. Con la que puedes abrirte y hablar sin tapujos, ni prejuicios, sin temor a ser juzgada y sobre todo, esa amiga cómplice hasta las últimas consecuencias. Aunque pueda parecer algo infantil, por Dios que bonita era esa amistad juvenil, ese crecer a dos, soñar a dos, viajar a dos, vivir a dos.

Es evidente que a medida que perdemos juventud y ganamos madurez y el sentido común va tomando el control de nuestra persona, ya nada parecido a esa unión de almas amigas puede volver a darse. Con los años, harás más y buenas amigas por el camino, seguramente que si, pero nunca se igualarán a esas primeras entrañables y locas de adolescente. La misma intensidad con la que vivimos todo, cuando nuestra vida apenas empieza, no tiene ningún punto de comparación con cualquier otra cosa que vivamos más tarde.  Esa euforia juvenil, solo se vive una vez.

amigas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s