Irredento

Con tu espíritu doblegado,
tus sueños en el desván,
tus anhelos oprimidos,
desplomados ya tus humos,
jadeando del cabreo,
atragantado por la rabia
y las riendas bien cortitas
te dejaron de rodillas.

Tu desbocado caballo sometido
en borrego se ha convertido
en ramplón y llano
te ha puesto el camino.
Mala cosa para un rebelde como tú,
que está deseando
mandarlo todo a hacer puñetas,
y a quienes no les guste,
que se jodan!

Pero no, deja tu ira de lado,
piensa en frío, concéntrate.
No pierdas de vista tus objetivos.
Usa toda esa inteligencia
que tienes.
Ármate de paciencia
y aprende a esperar.

Llegará tu momento, y entonces,
solo una pizca de buena suerte
bastará.

5 comentarios sobre “Irredento

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: