Corre, corre

libre

Corre mujer, corre y no te detengas hasta encontrarte con la que fuiste ayer, con aquella ilusa que vivía libre cual paloma. Usa tu mente para escapar, cierra los ojos y sueña con tu época más tontamente feliz, cuando no tenías que responder ante nadie por lo que hacías o dejabas de hacer.  Vuela a ese momento en que eras libre de ir y venir, de coger tal o cual tren, de apearte o no si te apetecía.  Aunque cierto es que entonces, nadie te esperaba, nadie te necesitaba, tampoco le importabas mucho a nadie y sin embargo, significó para ti la felicidad en su estado más puro.

A veces, quisiera regresar a ese momento justo antes de que mi vida se complicara y me hiciera prisionera de mis circunstancias. Supongo que esto es lo que se llama madurar, aceptar la carga que los años traen y que otras personas dependan de nuestros cuidados, de nuestras atenciones.  Ya no podremos fallarles, hemos de dedicarles nuestro tiempo, y compartir con ellos, lo mejor de todo lo que fuimos capaces de atesorar por el camino.

Es tiempo de resignarnos, aceptar nuestro destino con humildad, es hora de devolver la mano a quienes con nuestro egoísmo de jóvenes, habíamos olvidado.

 

3 respuestas a “Corre, corre

  1. Hola Roxanne.
    Me parece muy acertadas tus reflexiones sobre la vida que nos ha tocado a tantas mujeres. Quizás hemos sido más presas de nuestras circumstáncias que las mujeres de hoy, pero al final, puestas a pensarlo más extensivamente, cuando ponemos todo en la balanza, el saldo es más o menos parecido.

    Hay algo muy cierto, y es que no podemos volver al pasado; nuestro camino siempre y inexorablemente, va hacia delante., a pesar de las varias digresiones por otros caminos, los “experimentales” que a veces hemos intentado coger a lo largo del viaje.

    Gracias amiga por recordarte de mí. Nececitámos tener mucha fortaleza porque la vida nos la exijido.

    Me ha gustado esa última reflexión sobre el innegable egoísmo de la juventud. Toca ahora reconocerlo y ser más tolerante y generosa.

    Con mucho cariño y reconocimiento. Tienes una mente meditativa y abierta.
    Tenemos que cambiar algún mail de vez en cuando.

    Un fuerte abrazo.
    Rosemarie

    Le gusta a 1 persona

    1. Ahora si Rosemary, no te había encontrado. Efectivamente podemos seguir líneas por email, también por whassApp si quieres en mi telefono +569 79967230 Un beso grande para ti, mi querido Hugo y recordado David.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s