Gira y gira

Gira y gira,
la vida sigue,
mientras seas,
el adiós no existe.

Rodando imparable,
atravesando al mañana
entre locas mareas
la vastedad de tus mares.

De rincones infinitos
sembrados de sabiduría
henchido estas.

Un lánguido atardecer,
dejaré de ser,
y la luz del día,
no volveré a ver.

Sin decir adiós
dejaré este mundo,
pero no mis palabras
que dormirán silentes
cuando mi voz se acalle.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: