En pijama y en pantuflas

De nuestras noches en pijamas y en pantuflas, estirando las horas hasta la madrugada, tu y yo, como dos niños siguiendo con entusiasmo los episodios de Grey`s Anatomy, Lost, Juego de Tronos, Merli, Casa de Papel, Vis a vis, en fin, y tantas otras más que ya ni recuerdo. Algunas noches estamos tan enganchados, que hasta olvidamos que toca irse a dormir.

Hemos descubierto un mundo de series, en capítulos de 45 minutos, de historias llenas de emoción, drama, acción y suspenso, que resultan ser toda una chispa de vida para quienes todavía jóvenes nos hayamos retirado, o mejor dicho, hayamos sido retirados. Nosotros los jovelados, muy jóvenes para jubilar y muy viejos para trabajar.

Me pregunto ahora mismo, cuántos jovelados habrá en el mundo de los países capitalistas, y de los otros, mejor no hablar. Me pregunto, a cuántos les habrá pillado la edad terrible de quedarse sin trabajo.  Y cuántos se encontrarán esperando a cumplir los sesenta y algo, para acogerse a una pensión.

Nos hemos convertido en unos eternos vacacionistas, con más tiempo libre del que jamás imaginamos, solo unos pocos privilegiados tendrán dinero suficiente para mal gastar y el resto, se consolarán con la entretención más barata y diversa existente ahora mismo: la televisión por cable.

Desde luego, se ha convertido en un estupendo plan para las noches en casa, despanzurrados sobre el sofá, tan ricamente viviendo con excitación la vida de los otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: