Del guau al uy…

Frivolidades aparte, he tomado la inteligente decisión de pasar a vestirme como una mujer más discreta y a despedirme de los guau que todas mis ropas asombrosas provocaban. Fue la sensatez que en secreto me dijo: mujer, es hora de bajar unos peldaños y encaminarte hacia el ah de la elegancia. Es hora de dejar atrás los guaus, y evitar los uys a tu paso.

Reconozco que muchos guaus, iban acompañados de una buena dosis de vanidad, y ahora  en cambio los uys, entrañan más desatino que otra cosa.

Dicen los sabios que hay una edad para todo en la vida y no podría estar más de acuerdo.  Sin embargo, dramáticamente puede ocurrir que cuando llegue la hora de cambiar de pista, de la alta velocidad a la mediana, podría hacerse con suavidad y total control, o dar un solo volantazo y acabar en la cuneta.

Me parece curioso todo este preámbulo para llegar a describir la revolución en mi armario. Aunque se que me costará lo mío, pasar del excitante guau al ah de la boca abierta, finalmente lo acabaré asumiendo, más que por sensatez, por miedo al ridículo, que es más fuerte que todo lo demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: