Mirad el pajarito…

Sobrellevar con dignidad el propio envejecimiento, es una cosa, pero ser testigo del envejecimiento del otro, es otra historia.

Por supuesto que no nos afecta de la misma manera, ni nos perturba igualmente, pero nos ensombrece observar año tras año, ese deterioro en la persona querida.

Con suerte conseguimos olvidarnos del tema hasta el próximo evento, donde nuestros familiares más amantes de la fotografía, insistirán una vez más, en retratarnos en las infaltables fotos de familia, y que seguramente, serán más tarde subidas a facebook o instagram.

Y para más inri, hasta los móviles hoy llevan cámaras incorporadas, haciendo todavía más fácil disparar a diestra y siniestra, sin ni siquiera darnos tiempo de mirar el pajarito,  como antiguamente se hacía. Y bueno, un día cualquiera, vas desprevenido y te encuentras con tu imagen, desgraciada por una estúpida mueca, o por los ojos cerrados, o peor aún, riendo a mandíbula batiente, sin siquiera recordar de qué o de quién te reías, probablemente era de ti misma.

En el próximo festejo, voy a despreocuparme de esta absurda paranoia, y pretendo, sin más, disfrutar del momento. Para cuando se acerque el primer espontáneo, apuntándome con su cámara, irónicamente pensaré mientras le contemplo: – !Guapito, en treinta años más, ahí te quiero ver!

5 comentarios sobre “Mirad el pajarito…

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: