Una mujer interesante

Confieso que todo ese largo viaje a través de los años por la aventura del saber, que en su día iniciara esta loca ansiosa por vivir de prisa, ha hecho de mi la mujer que soy.

Ni teniendo toda la andadura que he hecho, puedo considerarme al cabo de la calle, ni mucho menos, presumir de estar de vuelta de todo. Mientras seamos en la vida, nuestras insaciables esponjitas del saber seguirán chupando más y más conocimiento.

Desde muy joven me impresionó aquel espléndido cumplido: “esa es una mujer interesante”, y de alguna manera, ha sido por años mi leitmotiv.

Como anécdota simpática, leí en alguna parte un comentario hecho por el escritor Lafourcade, que decía: – que de tanto buscar en su vida a una mujer interesante solo había encontrado a mujeres complicadas.  En cualquier caso, me parece preferible el calificativo de “complicada” al de “simple”.

Una tarde de estas mientras veíamos un episodio de Twin Peaks con mi marido, hice un comentario sobre una de sus escenas y se le escapó este precioso piropo para mi, que quisiera siempre recordar: – “tienes una importante recamara, de la que vas sabiamente entregando cada día” -.

Estas palabras superaron por mucho al de una mujer interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: