Entre escaparates

Me hallaba dando vueltas por un centro comercial después de regalarme un capricho bien engordante: una hamburguesa gigante con un monte de patatas fritas, mientras hacía tiempo para mi función de cine.  Iba entreteniendo la vista con esos escaparates de lujo, que son una invitación a entrar, tocar y palpar todas las prendas que llamen nuestra atención.  Y tomarse el tiempo de entrar en los probadores con cuantas ideas locas se nos ocurran, para reforzar nuestra enclenque auto estima

Esta rutina, de apariencia frívola para cualquiera con cierta sensibilidad anti-consumista, debo decir a favor de quienes disfrutamos de este mareante mercado de ilusión, que los centros comerciales están hechos para el consuelo de todos aquellos congéneres, que como yo, suelen darse baños de multitud para ahuyentar a la soledad.

Es fácil en medio del tumulto, que nuestra presencia pase completamente inadvertida. Nadie nota a un don nadie entre un millón de donnadies.  Y lo más reconfortante de todo esto, es ese baño de multitudes que despercude nuestra clausura

Claro que nadie habla del momento después de dejar el mall y entrar sola a casa, sin tener con quien comentar o mostrar tus compras.  Bueno, si tienes una mascota, quizás.

Es ahí donde realmente quería llegar, da igual cuantas horas hayas esquivado encontrarte a solas contigo misma, porque ese momento de profundo remezón emocional siempre te espera detrás de la puerta.  Aunque tal vez si te engancharas con alguna película, conseguirías ensimismarte y adormecer por unas horas a tu soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: