Años bisiestos

Parecía siglos desde que había dejado su vida atrás, al menos la gran vida que tenía antes que ahora.

A los 15 años tuvo su primer gran deseo de ser alguien importante, de llegar muy alto.  A los 30, su voluntad ya no era tan firme, era una maraña de dudas.  A los 40, por fin pudo decirse: de aquí en adelante caminaré derechito.  Y hoy, ante el ciclón de los 60, se despiertan sus sentidos al silencio sin palabras que por años llevaba guardado dentro de si misma.

Fijo su memoria en sus últimos cuatro años y de pronto comprendió que sus ciclos se abrían y cerraban cada cuatro, en años bisiestos, como lo fue el año en que nació.  Grandes decisiones, giros radicales, rompiendo bucles emocionales.  Y cada comienzo de bisiesto, regresaba la esperanza, vuelta a empezar, sin rendición, allá vamos, una vez más tras la gloria.

¿Por qué cada cuatro años?  ¿Qué significa? – si es que significa algo.

Para el caso lo mismo da, puesto que ahora mismo estaba fascinaba de encontrarse con ese ser que albergaba dentro.  Que durante 15 bisiestos años permaneció escondida en su interior.

Que bien pensó –  al menos no me aburriré en lo que me queda de vida, con tantas cosas como las que tenemos que hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: