Ay del ay…

¿Cuándo empezaste a caminar de la mano de la melancolía?  ¿Cuándo empezaron a asustarte el paso de los años? ¿Acaso fue tu imagen marchita la primera en golpearte?  ¿Acaso estás poseído ya por la negra nube de tu propia muerte?

Fue un día cualquiera cuando tus ojos se hicieron más pequeños y un misterioso peso sobre tus párpados, los hundió.  Después vino aquello de evitar la mirada de los demás, como si envejecer en público te avergonzara.

No sabes muy bien cómo ni cuándo, un día el habla empezó a hacerse esquiva y escasa.  A trabarse las palabras en tu boca, queriendo decir tanto, sin saber cómo.  No es más que la realidad de tu nuevo estado de conciencia.  Tardarás meses en hacerte a la idea, cruel e inminente,  de que ha comenzado el lento y doloroso andar hacia tu vejez, hacia tu muerte.

Cualquier insignificancia te emociona, estrangula tu garganta, haciéndote líquida la mirada, delatando tu debilidad.

Y lo que es todavía menos perceptible, es cuando uno de tus hombros empieza a escorar a la deriva, avisando de la falta de un rumbo, alertándote de que estas perdida.

Síntomas todos ellos, de que has entrado en el último tercio de tu  vida,  ese punto en el camino en el que se entrecruzan la madurez con la vejez.  Y es entonces, cuando la verdad irrumpe en el alma y ahí se queda.

Ay del ay que al alma llega, y ay si el ay,  ahí se queda.

 

 

4 comentarios sobre “Ay del ay…

Agrega el tuyo

  1. Tus letras me han parecido muy cercanas y verdaderas, la ficción esta vez ha pasado de largo, dejando paso a la realidad.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: