Dejando huellas

Contrasta tu frígida mirada ante el agitado mundo que te ve.
Se intuye tu renuncia a ella, y un prematuro abandono a la vida,
así como una inesperada bajada de telón.

Pero no te engañes,
no porque tu vivas fuera de este mundo,
este dejará de existir,
ni muerto, ni vivo está,
sólo duerme para ti.

Nunca antes en toda tu vida,
miraste hacia al cielo como lo haces hoy.
Ahora te parece el custodio de todo,
cuanto piensas, haces y vives.

Así como el río fluye hacia el mar,
así tu vida fluye hacia lo que no se ve,
hacia la esencia, hacia lo que esta más allá.

Invaluable es tu paso por esta vida
para morir sin más,
sin dejar huellas detrás,
ni alma que te recuerde

Un comentario sobre “Dejando huellas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: