Estaba escrito

Estaba destinada a no triunfar en nada en la vida/ pero ella no lo sabía. Estaba destinada a deambular por el mundo/ sin recompensa alguna. Vagabundear por lejanas tierras/ era su destino.

Hizo un largo camino tanteando salidas/ probando en el amor/ surcando océanos/ cruzando fronteras/ agotando límites.  Y tantas otras veces/ tentando a la suerte/ conformándose con lo que hallara/ y su esperanza siempre puesta en el último tren.

Antes de empezar, ¿cómo podía ella saber que desde el principio todo estaba ya escrito?  ¡Oh Dios!, cuanto esfuerzo inútil por nadar, nadar y nadar, para morir en la orilla.

Triste es reconocer/ que aunque se hagan bien las cosas/ no siempre hay recompensa.  Que a pesar de luchar con ilusión/ no siempre se acierta.  Aún no dejando pasar ni una sola oportunidad / no siempre se alcanza el éxito. 

Al final, siempre quedará el triste consuelo/ de haberlo intentado como si no hubiese un mañana.

Con el tiempo y los años/ dejó de girar su ruleta de las oportunidades.  Así fue como se rindió/ y un día dejó de luchar. 

Sosegó al fin su aguerrido espíritu/ y por primera vez en toda su vida/ dejó de soñar/ se limitó a contemplar/ a ver la vida pasar y simplemente, se fue llenando de aire puro y fresco a su paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: