Carácter vs. destino

Empecemos por admitir que nada sabemos, que solo intuimos y, que vamos acertando por pura carambola.  Mas bien, vamos avanzando cual sonámbulos.

Por un momento, podemos claramente ver una senda como verdadera, pero, qué certeza tenemos de que así es?   O solamente nos lo parece.

¿Esta escrito nuestro destino?  ¿Es posible que estemos ya predestinados? De ser así, todos nuestros esfuerzos por superarnos en la vida, serían inútiles y frustrantes. 

Aceptar la idea de un destino ya escrito, es aceptar que estamos a merced del azar, del caprichoso curso de los acontecimientos. Por lo que tampoco tendríamos control alguno sobre cualquier plan de vida.

Siempre me ha parecido interesante el pensamiento del escritor y poeta, Heinrich von Kleist,  quien se preguntaba “si el destino, el azar, no esta en el mismo carácter.  ¿Es mi destino mi carácter? O más bien, ¿mi carácter es mi destino?”

Probablemente este autor, y como una manera de demostrarse a si mismo que estaba por encima de su destino, acabo suicidándose muy joven, a sus 34 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: