Viejas batallitas

¡Y mírate tu ahora! Mujer de rompe y rasga que vas de normalita por la vida,  esclavizada por la rutina y a punto de estallar y  de mandarlo todo a hacer puñetas. Quien pudiera dar un salto atrás en el tiempo, verdad?  Y volver a los dorados de ayer, cuando tenías el mundo a tus pies,... Leer más →

La portavoz

Sabíais que el perejil y la cicuta son fáciles de confundir por su apariencia. Trampa mortal de la naturaleza para quien se deje llevar por las apariencias. También el azar nos puede engañar, haciéndonos creer que finalmente nos agraciará con un golpe de suerte, o con la fortuna que tanto anhelamos.  No nos podemos fiar.  Veleidoso y... Leer más →

La diosa fortuna

Era la comidilla del pueblo la visita de la Diosa Fortuna, todos la esperaban con ansiedad y se preparaban para recibirla. Yo me la imaginaba envuelta en vaporosos velos dorados, de cabellera color miel, larga y ondulada. Me parecía ya verla llamando a mi puerta y sorprenderme con su etérea y sutil imagen. A las horas... Leer más →

Entre escaparates

Me hallaba dando vueltas por un centro comercial después de regalarme un capricho bien engordante: una hamburguesa gigante con un monte de patatas fritas, mientras hacía tiempo para mi función de cine.  Iba entreteniendo la vista con esos escaparates de lujo, que son una invitación a entrar, tocar y palpar todas las prendas que llamen... Leer más →

Peter Pan

En esos días postreros a su andadura, llevaba todavía en los ojos el verde de su juventud, el buen olor del tomillo, yerba buena y laurel de sus raíces. Aunque respiraba a bocanadas los buenos momentos de su vida, sentía que algo le faltaba. Quiso patear el mundo con los ojos abiertos, con su visión de... Leer más →

Viejas amigas

Erase una época en que dos amigas cruzaron sus caminos en un país extranjero, se encontraban solas y sin familia, y  probablemente esto fue lo que las hizo inseparables. Ambas tenían mucho en común, muchas historias y suficientes trotes por el mundo como para llenar horas y tardes enteras de parloteo. Muchas veces salían a caminar... Leer más →

Una mujer interesante

Confieso que todo ese largo viaje a través de los años por la aventura del saber, que en su día iniciara esta loca ansiosa por vivir de prisa, ha hecho de mi la mujer que soy. Ni aún habiendo hecho tan larga andadura, puedo considerarme al cabo de la calle, ni muchísimo menos presumir de... Leer más →

Mi cama rica

Probablemente sea depresión lo mío, lo que me lleva a añorar la cama el resto del día.  No quisiera salirme de ella y despanzurrada quedarme tumbada, mientras mis pensamientos se reposan y se decantan mis ideas, dejarme llevar por la imaginación, hasta alcanzar aquello que solo consiguen mis ojos cerrados. Enfermedad no es, eso creo,... Leer más →

Mirad el pajarito…

Sobrellevar con dignidad el propio envejecimiento, es una cosa, pero ser testigo del envejecimiento del otro, es otra historia. Por supuesto que no nos afecta de la misma manera, ni nos perturba igualmente, pero nos ensombrece observar año tras año, ese deterioro en esa persona querida. Con suerte conseguimos olvidarnos del tema hasta el próximo... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑