Entrar a guardarse

Ya veo ya, ahora se adonde se han ido, ahora se donde se ocultan, entraron a guardarse entre cuatro paredes, en ese dulce refugio, llamado hogar. Mis queridos amigos es edad de recogerse, también yo he llegado, también yo estoy ahí, donde vosotros estáis. No es tiempo de escaparates, ni de lucir palmito, ni de... Leer más →

Ay del ay…

¿Cuándo empezaste a caminar de la mano de la melancolía?  ¿Cuándo empezaron a asustarte el paso de los años? ¿Acaso fue tu imagen marchita la primera en golpearte?  ¿Acaso estás poseído ya por la negra nube de tu propia muerte? Fue un día cualquiera cuando tus ojos se hicieron más pequeños y un misterioso peso... Leer más →

Quién te oye

Hasta el cielo lloraba cuando oyó su llanto.  Un profundo dolor la arañaba por dentro  empujándola al abismo: ya está, se acabó, déjalo – su yo le gritaba. Algo dentro de ella se rebelaba, quería seguir peleando, quería intentarlo otra vez, volver a empezar, y en medio de un desgarrador sollozo se escuchó: ¡Oh mi... Leer más →

Un hilo de vida

Un hilo de vida, de hilo tus letras, adiós me decías amándome tanto. La vida te deja, ya queda poquito, ya todo esta dicho, ya nada que hacer. Se cierran tus ojitos, pidiendo dormir. Toda una vida, llega a su fin. Exuberante es el verde de tu jardín flores soberbias nos recuerdan a ti. Pasarán... Leer más →

Ley de vida

Lento es tu caminar, vacilante y resignado, como si quisieras detener el tiempo. Ahora entiendo ese desganado pisar tuyo, es el triste paso de quien no quiere marchar. Inexorablemente el tiempo se agosta y esa idea no deja de rondar por tu cabeza. Se acerca tu hora, la hora de irse,  pero hacia dónde?  ¿Y qué prisa... Leer más →

Tic-tac-tic-tac

Muere mi tiempo a mi paso, escapándose entre los minutos, desdeñados por los segundos, en sesenta golpecitos. Remolonas las horas que entre los días se escabullen, en semanas anidando, y engordando los meses. Sin prisa pero sin pausa, el tiempo se nos escapa, no hay manera de retenerle, ni embaucarle para que se quede. Pasados los... Leer más →

Al fin tu…

Por años anduve caminos buscando encontrarte, solo entre los grandes que en su mundo destacan. Soñé y siempre te imaginé, desde muy joven quise tenerte. Caminar por la vida junto a un gran hombre como tu. Al principio, solo intrépidos ambiciosos me crucé. Recuerdo aquella tarde, cuando por primera vez te vi, y me dijo... Leer más →

Ese roble sin cabeza

Pobre de ese roble sin cabeza de su marido.  Desde hacía ya algún tiempo/ no sabía exactamente cuando/ él se había hecho viejo.  A pesar de su aspecto siempre más joven/ sus noventa octubres se le  empezaban a notar/ aunque su salud siguiera siendo de roble. Paradojas de la vida/ su mente siempre fue su... Leer más →

Ay esa edad…

Nunca antes quise imaginar como sería el momento en que el paso del tiempo comenzara a desdibujar mi rostro y mis mejores años se fueran quedando atrás. A medida que me encamino hacia esa edad de transición crucial, me voy salvando de lo irreversible con dignidad, e intentando avanzar a cámara lenta, porque a partir... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑