Vete corazón

Dejarte libre corazón de mi vida, ya no puedo, he de llevarte al olvido. Apártate del fuego que quema, aléjate de quien no te ama. Nuevos son los senderos que te conducen al amor, descansa en la esperanza, el camino es ilusión.  No temas corazón de mi vida, buenos tiempos son los que llegan, ya muertas las espinas, solo sus pétalos viven.

Déjame ser buena, déjame quererte, ya nunca más ésta crédula te entregará, su venda cegadora ha caído y se ha hecho la verdad. Déjame conducirte, déjame llevarte, bien arriba, allá donde el amor, es puro de verdad.

corazon

Desapareciendo

Me miro una y otra vez intentando encontrarme en la luna de mi espejo.  Hago un esfuerzo y busco a la dueña de esa mirada de grandes ojos llenos de curiosidad y no veo más que huellas del tiempo acusando vacíos infinitos.

Veleidoso paso de los años que sin aviso se incrustó en la mirada y en el rostro, dejando vestigios imborrables y ya imparables hasta el final.

¡Y mis manos!, pobre de mis manos, ellas si saben del paso del tiempo, arrugados dedos que sin disimulo muestran los años que tienen. Quisiera esconderlas de miradas escrutadoras, pero es inútil, ningún bolsillo podría ocultarlas para siempre.

Que diablos, vivir envejece, estoy en ello, pero será a mi manera, asumiré la vejez, pero con belleza, decidido está, seré una vieja, pero una vieja bonita.

envejecer

 

Sin retorno

¿Cuántos de nosotros vemos realmente que nos hayamos en un punto de no retorno?  Aquella efervescencia de los primeros días se fueron cuando los problemas reales llegaron. Recordándonos que jugar con fuego es siempre peligroso, que todo esto que comenzó como un inofensivo desafío ideológico, se nos ha ido de las manos y ya no esta en nosotros pararlo.

¿Y ahora qué?  ¿Cómo recuperar la cordura?  ¿Cómo restituir a los justos la paz y tranquilidad que les hemos arrebatado?

Hay quienes no quieren ver que esta en peligro todo el bienestar del que gozábamos y me temo que hasta que no lo hayamos perdido todo, no sabremos realmente lo que teníamos.

protestaws

 

Agua al cuello

El hundimiento ha comenzado, en zozobra tu vida está, se tambalean los cimientos y si al cuello el agua llega, ese será tu fin.

Llevas días sumida en pensamientos lúgubres, tremendistas, yendo a la  deriva, apeándote del futuro.  Te decías a ti misma, para qué seguir adelante con ésto, si no confío en mañana, que sentido tiene.

Por favor, convéncete, el cosmos no confabula contra ti, son tus pensamientos los que sabotean todo lo bueno que podrías tener.

cuello

Llorar y llorar

No puedo evitarlo, lloro porque nada es como quisiera.  Lloro porque duele el yugo que me aprisiona. Lloro porque quiero cambiarlo todo y no puedo. Lloro porque quiero volar.  Lloro porque no encuentro la salida.  Y lloro porque mi huida dañaría a quienes amo y no puedo dejarles en aras de mis sueños.

Seguiré esperando, esperando a que mis circunstancias digan otra cosa.  Si es que en alguna de sus veleidosas volteretas,  me favorecen.  A pesar de que ya no me fío de mi fortuna, creo que ésta me dejó hace ya tiempo, se fue a hacer puñetas y lo único que a montones tengo, son sospechas, dudas, temores, nada bueno en todo caso.

Repasando todo lo dicho, todavía es más patético cuando de sobra se que mañana será otro día y todo el llanterío de hoy, se lo habrá llevado la pesadez de la tarde.

llanto

 

Hoy por ti…

Siempre supe que tu estarías hasta el fondo de mi vida, desde nuestro comienzo estuviste ahí, para mi, con todo tu cariño, inmenso e incondicional.  Abusé de tu amor descaradamente lo reconozco, pero no fueron más que mis pequeñas artimañas para enamorarte y ser la niña caprichosa que de pequeña no pudo ejercer.

En todo caso tuya es la culpa, tu me mal criaste, pero ahora soy yo quien te consiente, te mima y te cuida, es mi momento para ti, mientras más me necesitas, más te mereces mi cariño.

Hoy es por ti, mañana por mi.

manos