Blog Literario, Mundo literario, sentimientos

Insensata

Engañada y herida callaste por vergüenza ante los tuyos.  Nadie con quien compartir tu derrota, ni tu ingenua estupidez. Escapando junto a tu Peter Pan, hacia una nueva vida, cerrando puertas y ventanas, dando por hecho que volverías triunfante y no vencida con la cola entre las piernas, como finalmente ocurrió.

En aquel momento, ¿alguien habría entendido tu acto temerario?  ¿Y tu insensatez? Abandonar todo cuanto tenías por vanas promesas hechas por un señorito frívolo? No, seguramente que no, te habrían dejado sola con tu locura, pues ya les conoces bien por su conservadurismo.

Sin embargo, hoy sería mucho más patético tu arrepentimiento de no haberlo intentado, siempre te perseguirían las dudas, de qué habría sido de tu proyecto amoroso, de no haberte arriesgado.

viajera

Estándar
Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, sentimientos

En retirada

¿Cómo te sientes ahora que sabes que no eres nadie? ¿Cómo se siente caerse del pedestal? ¿Dime, ya lo sabes?  ¿Cuánto duele estrellarse contra la realidad?

Mentirte a ti misma, mientras te creías alguien, al menos te mantuvo ocupada, muy aplicada y progresando.  Has dado un paso más, lejos de la superficie, y ahora que has claudicado, qué? Pobre de ti, hormiguita obrera, ni tiempo has tenido de madurar. Apenas te supiste derrotada, abandonaste la carrera.

¿Y ahora qué?  Ya sabes lo que harás?

Aprovecharé el silencio del invierno, pasearé mis pensamientos bajo el frío, exhalaré aire gélido e inhalaré nuevos bríos. Tras un tórrido verano se agradece el invierno, que invita al retiro, al recogimiento, al sosiego, y a viajar bien adentro de uno mismo.

frio

Estándar
Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, sentimientos

Mi foto DNI

¡Qué remedio!, vamos allá, otra vez toca renovar DNI y poner nuestra mejor cara ante el maldito clic, que nos fustigará con la horrible e impactante fotografía de nuestro querido rostro.

Este diabólico sistema esta bien pensado, se trata de captar, cada diez años, los cambios en nuestra fisonomía y al mismo tiempo, confirmar que seguimos aquí, en este mundo vil y moderno, pero con diez años más encima.

Este es desde luego un trámite sin importancia mientras seamos relativamente jóvenes, pero a medida que los años nos van pasando factura y los devastadores efectos del paso del tiempo se ensañan con nosotros, este se convierte en un trago amargo. Sales de allí con el documento en mano y en estado de shock.  No das crédito a lo que ves, apenas te reconoces en ese aspecto enfermizo y con cara de ex-presidiario, vamos, un horror para la vista.

Y a partir de ahí, el mentado documento se convierte en objeto tabú, lo ocultaremos a toda costa, ya que encima el muy indiscreto, enseña nuestra verdadera edad.  Vamos, el drama de nuestro tiempo.

Tu, si por casualidad te encuentras en esta tesitura, renovar DNI, ánimo, coge de tu arsenal cosmético, una buena base cubre manchas, un buen anti-ojeras, esboza tu mejor medio sonrisa y voilá, que sea lo que Dios quiera.

DNI

 

 

 

Estándar
Blog Literario, Mundo literario, sentimientos

Cásate conmigo

Pídemelo otra vez, por favor vuelve a decirlo, sueño con volver a escucharte decir: cásate conmigo. Oh Dios, que distinta sería hoy mi respuesta, casémonos, si, seamos felices, te diría.  De haber dejado hablar al corazón aquella noche, un simple si, habría cambiado nuestras vidas para siempre.

Cuando vuelvo la vista atrás tantos años después, tristemente no me reconozco diciéndote que no, que debíamos pensarlo mejor, que debíamos esperar un poco más, que no era el momento y bla bla bla. Como decirte entonces el miedo que tenía a dar ese paso, miedo al compromiso, miedo a perder mi libertad y bla bla bla.  ¿Por qué esperar? Y esperar qué?, tu me dijiste. ¿Qué fantasmas luchaban dentro de mi esa noche? Ahora lo se, eran mis fantasmas del pasado, aquellos que me dañaron, que me hicieron desconfiada, insegura, indecisa.

Te das cuenta querido, que cerca estuvimos de conocer juntos la felicidad?

casate

Estándar
Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, sentimientos

Mujer modelo

Hablándome a mi misma la otra noche, me descubrí en una gran mentira, me había creído todos estos años que había conseguido convertirme en esa mujer que me propuse, y resulta que no, que estaba equivocada.

Que decepción, y yo que me creía que ya estaba, que ya era esa persona que deseaba ser. Había ya borrado de mi esos defectillos que tanto me deslucen: y que por fin había conseguido dulcificar mi carácter, había vencido mi terrible timidez y  por fin era esa mujer brillante y socialmente arrolladora.

Que remedio!  He de seguir intentándolo.  Tal vez, y con suerte, en uno de esos bruscos giros que nos da la vida, voy y me convierto, así por arte de magia, en la mujer modelo que habita mis sueños.

modelo

 

 

 

Estándar
Blog Literario, Mundo literario, pensamientos, sentimientos

Era whatsapp

¿Seré solo yo quien extraña conversar con un amigo?  ¿Seré yo quien habla sola porque no tiene con quien hacerlo? ¿O seré yo la rara que no se contenta con whatsapps, para satisfacer sus ganas de hablar con los demás?

Desde que abandoné el candelero ya no se ilumina más que mi propio rincón. Al parecer la fiesta se acaba y las luces se apagan. Hace ya un rato mi música dejó de sonar, se ha hecho el silencio y me refugio en el mullido sofá, yazgo apoltronada con mis recuerdos, esperando la compañía de mi próximo whatsapp.

movil.jpg

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
Mundo literario, pensamientos, sentimientos

Ay, ese mar

¿Sabíais que si queréis iros al Quinto Carajo os hará falta el dinero?  Pues si, a cualquier lugar que queráis escapar, necesitaréis del billetero y mas si tenéis gustos caros.

Refugiaros hasta que escampe el temporal en algún lugar donde no tengáis que pagar peaje. Pero que absurdo suena todo esto, cuando aquello que nos aqueja poco o nada tiene que ver con el bolsillo.  Algo tan humano como desear salir corriendo y que el azar nos aleje del epicentro.

Vamos a suponer que ahora mismo me da por salir corriendo a campo traviesa, creo que me resultaría gratis, pero para escapadas, solo me vale el mar, fugarme a pie de playa, sentir el rugir de las olas, la brisa marina golpeando mi rostro, respirando hondo y tirarme sobre la arena y ya está, ese es mi paraíso.

mar.jpg

 

 

Estándar